My Work

Wednesday, February 28, 2007

Un beso para Carla























Aparte de linda, esta escuincla –quien se precia de ser mi sobrina– es talentosa y muy inteligente. Yo sé, mezcla poco usual, pero en este caso es absolutamente cierto. De entrada la música ya viene en los genes.
He aquí a una mujer londinense a quien verdaderamente quiero y extraño. Después de haberla visitado hace dos eternos meses ahora duele no poder abrazarla más seguido...
Aquí hay un beso para ti, Carla.

2 comments:

rogelio garza said...

los niños son como la música, puras buenas vibraciones. conozco a fondo la felicidad que dan los sobrinos musicales, son un concierto de amor y alegría. ¿cursi? a huevo. long live Carla!

white magic said...

no hay nada mas puro ni mas autentico.....no por nada el Santo Fabricante dice: "el que quiera entrar al Reino de los cielos, tendrá que volver a nacer y ser como un niño"...

...DTB