My Work

Wednesday, August 30, 2006

BANDERAZO (ANOTACIONES 2)

Camino a casa después de haberme bebido algunas cervezas y haber tenido una reconfortante plática con uno de mis mejores amigos. Es prácticamente la medianoche de un martes –ya es miércoles, me tardé demasiado en escribir este enunciado– y después de haberme "puesto cómodo" pongo un buen disco de jazz y me dispongo a escribir.
La sensación de falta de tiempo supongo nos sucede a la gente que disfrutamos demasiado nuestros días. Este desconocido hábito lo experimento ya de un tiempo para acá. No estoy acostumbrado. No al menos con tanta frecuencia. Pero me hace sentir bien, me hace partícipe de un estado de complacencia y satisfacción que no conocía, que hace que todo tenga sentido. Y me gusta.
Una vieja canción llamada "Take the long way home" me viene a la mente en estos momentos. Quiero pensar que habla un poco sobre eso, disfrutar el momento. Creo que cada etapa de mi vida –al menos las más representativas– han contado con un buen soundtrack; es un hecho que podría identificarlas bajo ese criterio –también lo es el que necesito hacerme de un buen asiento con respaldo cada vez que me siento a escribir, mi espalda me lo agradecería–. Ahora, aquí, escuchando buena música, con un buen sabor de boca y viendo mi pantalla a través del humo de mi cigarro (muy cinematográfico el asunto), recopilo mentalmente los discos que definirían sin duda este momento y me atrevo a enlistar a continuación:

TOP 10 DEL MOMENTO (en desorden):
1 - Urban Hymns (The Verve)
2 - Welcome To The Monkey House (The Dandy Warhols)
3 - Collected (Massive Attack)
4 - Clandestino (Manu Chao)
5 - Waiting For The Siren's Call (New Order)
6 - Dummy (Portishead)
7 - Howl (Black Rebel Motorcycle Club)
8 - Throw Down Your Arms (Sinéad O'Connor)
9 - Singles (Suede)
10 - Nefertiti (Miles Davis)

Sin embargo, por mucha intención de documentar lo anterior, creo que el esfuerzo es de cierta forma inútil, pues la riqueza de una etapa radica justo en la diversidad de sus elementos; me tomaría una enciclopedia el hacerlo de forma medianamente justa y hablar de películas, de libros, de anécdotas, de gente... e incluso cuando la idea suena coherente (¿por qué no hacerlo si finalmente la idea es esa? –seguramente acabaré haciéndolo), creo que es más la intención de este post el documentar que ahora una riqueza, extraordinaria y nueva para mí, vive conmigo, y con este documento le doy la bienvenida para nunca dejarla ir.

1 comment:

Alcaudón said...

¿¿¿Clandestino!!!